Home Aceptacion Por qué estudiar terapia de aceptación y compromiso

Por qué estudiar terapia de aceptación y compromiso

por Dr. José Antonio García Higuera
por qué estudiar la terapia de aceptación y compromiso

Por qué estudiar terapia de aceptación y compromiso

Esta página trata de mostrar la importancia de estudiar terapia de aceptación y compromiso

Preponderancia de la terapia cognitivo conductual en la enseñanza

La terapia cognitivo conductual es la línea predominante académicamente y en ella han sido formados todos los psicólogos de las últimas promociones. La razón es muy sencilla; desde un punto de vista científico es necesario comprobar experimentalmente que las técnicas que se emplean son eficaces y eficientes.

La orientación terapéutica que se ha comprometido en hacerlo ha sido la terapia cognitivo conductual. Aunque en los últimos tiempos han ido incorporándose a este compromiso otras orientaciones terapéuticas.

Situación en la práctica diaria de la terapia

Sin embargo, en la práctica diaria la predominancia de la terapia cognitivo conductual no es tan dominante. Se da una discordancia entre el apabullante dominio académico de esta terapia, con la gran cantidad de psicólogos de otras tendencias o simplemente eclécticos. Esto indica que gran cantidad de pacientes son tratados con terapias con menor base experimental.

Razones de la divergencia

Una de las razones que, en mi opinión, se dan para esta discordancia; es que la terapia cognitivo conductual no ha dedicado suficiente interés a temas trascendentes como el yo o el vínculo infantil. Sin embargo, en ellos se generan muchos problemas psicológicos difíciles de tratar. Tampoco emplea con suficiente frecuencia herramientas terapéuticas como el perdón, la compasión, la espiritualidad, etc. Estos aspectos pueden llevar a muchos psicólogos a buscar alternativas en terapias que no tienen tanto apoyo experimental.

La terapia de aceptación y compromiso en el futuro de la psicología clínica

Ante esta situación planteo mi afirmación que la terapia de aceptación y compromiso (ACT) supone un salto cualitativo en la psicología clínica porque:

  • Tiene un compromiso completo con la demostración experimental de sus afirmaciones
  • Ha ampliado de forma importante las técnicas que se pueden aplicar en el tratamiento de los pensamientos, las emociones y la motivación del paciente. Así, ha incorporado técnicas como la conciencia plena (mindulness), el compromiso con los valores, la aceptación de las emociones, la de- fusión con el pensamiento, la experiencia del yo como contexto.
  • De esta forma amplía el campo de aplicación de la terapia a temas como el perdón, la compasión, la espiritualidad, etc.
  • Está a la cabeza de la evolución de la terapia psicológica que trata de incluir todos los procesos terapéuticos que han demostrado su eficacia; independientemente de la orientación que los emplee.

Además, su filosofía del contextualismo funcional y su base teórica en la teoría de los marcos relacionales le permiten incorporar aspectos terapéuticos como el vínculo, la relación terapéutica, etc. Esto supone un acercamiento a otras corrientes psicológicas. De manera que se ha establecido un diálogo constructivo para llegar a un marco teórico común en la psicología clínica: la terapia basada en procesos.

Todo esto bajo una óptica teórica comprometida con la demostración experimental de sus presupuestos; como demuestra el número de Ensayos Clínicos Aleatorizados que se han realizado en los relativamente pocos años que lleva en marcha la terapia de aceptación y compromiso. Puedes profundizar sobre la demostración de su eficacia en esta otra  página

Otros artículos relacionados que te pueden interesar